domingo, 18 de enero de 2015

No, señor Bergoglio, no es normal esperar un puñetazo tras un insulto


Eso ha dicho el Jefe de Estado del Vaticano, Papa para los católicos.
"Si el doctor Gasbarri dice una mala palabra de mi mamá, puede esperarse un puñetazo. ¡Es normal!"
¿Es eso cierto? ¿Qué consecuencias se extraen si lo es?

1. No es cierto en general. La gran mayoría de las veces, tras la burla no hay violencia. Lo normal es que no se responda con un puñetazo. Solamente en circunstancias muy particulares ocurrirá: por ejemplo, si la burla es cara a cara y hay animadversión personal, aunque la respuesta violenta ocurriera en una minoría de casos, podría entenderse que entra dentro de lo normal.

2. Por normal ha de entenderse, únicamente, que sea una regularidad observable.

3. Cuando ocurre, lo que corresponde es señalar la culpa del agresor, por antipático que sea el que insulta, y no señalar la normalidad de la agresión. Lo primero ayudará a hacer que esa respuesta sea cada vez menos normal. Lo segundo, no, y tiene el efecto secundario de confundirse fácilmente con una justificación.

4. Señalar y castigar la agresión es lo que históricamente se ha ido haciendo en las sociedades cada vez más avanzadas y libres. Dejamos de reconocer el derecho a tomarse la justicia por la mano, dejamos de tolerar los crímenes pasionales, desarrollamos la libertad de expresión y dejamos de castigar palabras como si fueran crímenes. Las excepciones son la difamación y la incitación al odio. Eso es lo normal en los países con Estado de Derecho y sociedades abiertas.

5. Señalar la normalidad supone estar fuera de lo anterior. No sé si lo estará el Vaticano. Desde luego, lo están los fanáticos. ¿A qué estado de cosas le atribuye el Papa la normalidad de la reacción?

6. Tal vez el Papa quiera señalar que es normal entre fanáticos y quiera prevenirnos de ello. Pero lo que dice el Papa es que hay que limitar la libertad de expresión para no aceptar burlas a las religiones:
"Hay mucha gente que habla mal, que se burla de la religión de los demás ... Yo no puedo burlarme de ella. Y este es límite. Puse este ejemplo del límite para decir que en la libertad de expresión hay límites como en el ejemplo de mi mamá."
Esta solución implica que las sociedades democráticas acepten la normalidad de la reacción fanática y nos llevará en la dirección contraria. Lo que hay que hacer es reducir espacio de normalidad a los fanáticos.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Hace tres años en el blog: La economía de la discriminación (10).
Hace cinco años en el blog: Lo confieso: soy vegetariano.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

18 comentarios:

  1. Completamente de acuerdo. Buenísimo análisis sobre el tema. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. No es coba, pero me gustan cantidad tus razonamientos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que las ideas no hay por qué respetarlas, pero sí los sentimientos. Si alguien dice que la tierra es plana, no hay que respetar esa afirmación. Pero si alguien dice que Mahoma subió al cielo a lomos de un caballo, entramos en el terreno de las creencias, y sí que creo que hay que respetarlo.

      Eliminar
    2. Bienvenido al blog, apocalypto.

      El respeto a los sentimientos estará en la educación y el buen gusto de cada uno. Difícilmente puede ser objeto de limitación de un derecho, por dos razones principales. Primero, porque el sentimiento no es observable y segundo porque los sentimientos son tan variopintos como las personas. A mí me ofende tanta procesión de semana santa invadiendo las calles y a un beato le ofenderá que yo diga esto en público. ¿A quién hacemos caso? y, aún más importante ¿por qué habría que hacer caso a ninguno de los dos?

      Eliminar
    3. El compañero bolivariano Maduro ha dicho que Dios proveerá a los venezolanos. ¿No es esa religión, el chavismo, mucho más peligrosa que las religiones tradicionales, que al fin y al cabo solo prometen cosas en el otro mundo y, por tanto, son en principio inofensivas? ¿No se habrá convertido la política en el último refugio de los canallas, parafraseando al célebre pensador norteamerican?

      Eliminar
    4. Apocalypto:

      Estás cambiando de tema y no contestas a las cuestiones que te planteaba para aclarar tu primer comentario. Espero que no estés queriendo defender la protección de los sentimientos religiosos porque hay religiones más peligrosas.

      Eliminar
  3. https://www.youtube.com/watch?v=0w2ZS231BAQ
    Un ejemplo desde una sociedad democrática, en la que incluso la Justicia es objeto de elección por parte de los ciudadanos.
    A veces creo que tienes demasiada fe en las sociedades humanas y dejas de lado, a nivel más micro, a los individuos que las conforman.

    Cascarilleiro

    PD: Siempre me han llamado la atención las ilustraciones con las que encabezas tus entradas en el blog. La de hoy me plantea una duda: ¿Bergoglio es "zurdo" (1)?, o, ¿es que estamos mirando su imagen reflejada en un espejo?

    (1) Recordemos su nacionalidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tengo fe en nada. Si acaso extrapolo que la humanidad cada vez vive mejor y que eso se ha conseguido, sobre todo, por cambios graduales. Te recuerdo que soy mucho más microeconomista que macro.

      Ni idea de en cuál puño tiene Bergoglio más gancho.

      Eliminar
    2. Felicitaciones por eo Blog, es muy bueno. Quisiera hacer un par de observaciones, es imposible tener "fe en nada"( fe en sentido de tener una creencia filosófica, paradigma científico,etc)
      El problema con afirmaciones como las que haces("la humanidad vive mejor") es que generaliza a partir de lo vive un sector de la humanidad, sabes que la lógica del mercado excluye a enormes ,gigantescos, sectores de la humanidad, si todo el mundo fuera una única sociedad, una minoría seríamos de clase media, una minoría aún más pequeña de clase alta y millones de millones de clase baja. Un abrazo desde Lima

      Eliminar
    3. Gracias Efrain, y bienvenido al blog.

      Pues yo no creo tener fe en nada. De aquellas cosas en las que creo tengo evidencias a su favor.

      Cuando digo que "la humanidad vive mejor" es porque ricos y pobres viven mejor hoy en día en cualquier parte del mundo que hace 20, 50 o 100 años y porque la tendencia parece ser a seguir viviendo todavía mejor. Con sus altos y bajos, claro. Esto no es óbice para intentar mejorar las cosas todavía más.

      Eliminar
  4. Perdón, tras releerlo me he dado cuenta de un error de expresión. Sustitúyase Justicia por Poder Judicial.

    Cascarilleiro

    ResponderEliminar
  5. Por supuesto, con "fe" no me refería a la virtud teologal. Por otra parte, ya digo que "a veces" en los instantes de flaqueza (mi flaqueza), lo que no deja de tener su gracia (digamos que ni Broca ni de Quetelet son mis estadísticos favoritos).
    En cuanto a lo de ser mas microeconomista que macro, te recuerdo que cuando yo dejé la Economía - en su aspecto científico - una línea de investigación principal era la funamentación microeconómica de la Macroeconomía, con lo que: ¡no pierdas la esperanza! Ya ves a Stiglitz y a Mr. Yellen.

    Cascarilleiro

    PD:
    En realidad, la verdad sea dicha, fue ella la que me dejó a mí.
    https://www.youtube.com/watch?v=dSfc662vXZU


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y si te lo dicen con una sonrisa?:
      www.youtube.com/watch?v=zo6zhMXy6e8

      Cascarilleiro

      Eliminar
  6. Es una manera de hablar pero todo el mundo sabe quien es el papa y que es incapaz de ofender a alguien ! !Viva el papa francisco!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Incapaz de ofender no es. Ya lo ha conseguido con esa metedura de pata.

      Eliminar
    2. Incapaz de ofender no es. Ya lo ha conseguido con esa metedura de pata.

      Eliminar