lunes, 22 de septiembre de 2014

El efecto “gallina de los huevos de oro” en los casos de corrupción (2)


Esta es la segunda parte de la traducción de mi artículo de agosto en Mapping Ignorance. Debe leerse la primera parte para entenderlo.

En el modelo que recoge las características de los NREGS se pueden deducir dos predicciones especialmente útiles para su contraste empírico con los datos observados: un incremento de la paga en los proyectos por jornada debería (i) reducir el robo en los proyectos con paga por obra y (ii) reducir la corrupción en las localidades con más proyectos por día asignados para su realización futura en comparación con el resto de localidades. La explicación de (i) es que los oficiales que gestionan un proyecto con paga por obra no ven alteradas sus oportunidades presentes, pero sí ven que las oportunidades de robar en el futuro aumentan. La predicción (ii) comparte una razón similar, por cuanto los oficiales en las localidades que esperan tener más proyectos con paga por día trabajado también ven más oportunidades para el engaño que los demás.

Hay dos fuentes de datos para realizar el análisis empírico. Primero, los informes que escriben los oficiales, que se introducen en una página de internet y que incluyen la identidad de los trabajadores. Segundo, la paga real recibida por los trabajadores, extraída en entrevistas de una muestra aleatoria y que incluye 1.938 familias. La diferencia entre ambas fuentes revelan el tamaño de la corrupción. Se puso especial cuidado en asegurarse de que las entrevistas reflejaran los datos reales (evitando incentivos a declarar con falsedad, haciendo las entrevistas anónimas y estableciendo medios de control, entre otras cosas).

El análisis sugiere que las rentas futura ilícitas sí importan y lo hacen de la manera anticipada por la teoría. Cuando el salario por día subió de 55 rupias a 70 en mayo de 2007 en el estado de Orissa, el robo en el programa descendió tanto en término absolutos como en términos relativos al estado de Andhra Pradesh, que servía de control. Además, el descenso fue menor en las localidades que esperaban más proyectos de paga diaria en el futuro, algo que sucedió en todas las localidades, independientemente de la clase de proyecto en que estuvieran trabajando en ese momento. Aunque los datos no permiten realizar cálculos muy precisos, es puede estimar de manera aproximada que el efecto “gallina de los huevos de oro” implica que el robo creció un 64% menos que lo que hubiera ocurrido si el incremento del salario hubiera sido temporal.

Los autores encuentran cuatro implicaciones para la política anti-corrupción:
  1. Las rentas futuras importan, hipótesis que está en el centro del concepto de salarios de eficiencia.
  2. Los contratos óptimos deben tener en cuenta tanto las rentas lícitas como las ilícitas.
  3. La preocupación por la posibilidad de que cortar un tipo de corrupción lleve a el crecimiento de otros tipos debe tomarse en serio. Esta hipótesis fue primero sugerida en Yang (2008) [3], y los datos del trabajo presente la mantienen: “cualquier uso del ‘palo’ que reduzca las expectativas de rentas futuras también hacen que la ‘zanahoria’ de la seguridad del puesto de trabajo sea menos importante”.
  4. Los programas piloto deben interpretarse con mucha cautela en aquellos casos en que estén poco institucionalizados. Por ponerlo de manera simple, un programa piloto genera diferentes incentivos que un programa permanente.
Referencias

1. Becker, G.S., y Stigler, G.J. 1974. Law Enforcement, Malfeasance, and Compensation of Enforcers. Journal of Legal Studies 3, 1–18.

2. Niehaus P. 2013. Corruption Dynamics: The Golden Goose Effect. American Economic Journal: Economic Policy 5, 230-269.

3. Yang, D. 2008. Can Enforcement Backfire? Crime Displacement in the Context of Customs Reform in the Philippines. Review of Economics and Statistics 90, 1–14.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Hace cinco años en el blog: La aventura equinoccial.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

4 comentarios:

  1. "Disciplining corrupt officials is a key governance challenge in DEVELOPING COUNTRIES"
    ¡Uf!, menos mal, ¡de la que nos hemos librado!

    Cascarilleiro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Estás diciendo que no somos developing country?

      Eliminar
  2. NO, más bien estoy diciendo que somos "underdeveloping country" (permítaseme el palabro, no conozco el término inglés para "país en vías de retroceso").

    Más en serio, el comentario va por el Presi. Su legendaria táctica de "dejar que los problemas se solucionen solos" puede ser que nos salve de empeorarlos ("virgencita, virgencita, que me quede como estoy", que ya tenemos bastante).

    ResponderEliminar
  3. Hacia años que no ojeaba un artículo en una revista de Economía.
    Sólo una pequeña duda:
    - al utilizar Andhra Pradesh como control, supongo/espero se habrá tenido en cuenta la posible existencia de variables demográficas que puedan sesgar el resultado obtenido, por ejemplo, la presencia o no de minorías religiosas.
    - otra manera de premiar el desempeño de la labor por parte de los empleados públicos también serían los trienios, planes de pensiones, incluso los años sabáticos, aunque también se podrían recoger bajo ese concepto de salarios de eficiencia.
    Lo que si me parece una cifra demasiado alta la del 64%, ¿no podríamos estar ante un caso de "over-shooting"?. Es decir, por una parte recogería si el efecto del tamaño del pastel que haría que no picásemos demasiado en los entremeses e incluso nos controlásemos en el primer y el segundo plato. Por otra parte, podría haber un efecto de mantenerse a la expectativa ante los cambios introducidos en el sistema que llevaría a una restricción en la intensidad de los casos de corrupción.

    Cascarilleiro

    PD:
    Dada la noticia de Tirole, supongo que habrá que darte la enhorabuena, por lo que te toque. El lado malo es que también, supongo, habrá alegría en el bando austríaco.

    ResponderEliminar