miércoles, 3 de septiembre de 2014

Cómo no medir el esfuerzo fiscal


España lleva años arrojando déficits importantes en las cuentas del Estado. El gasto público ha estado recientemente entre el 40% y el 45% del PIB mientras que la recaudación ha estado entre el 31% y el 34%. ¿Gastamos mucho o recaudamos poco (o ambas cosas)? La respuesta depende de con qué lo comparemos. La comparación con los países de nuestro entorno es siempre una de las más socorridas y dice que, sobre todo, recaudamos poco. Mientras el nivel de gasto no está muy alejado de la media de los países europeos, la recaudación sí lo está. Gusto eso o no guste, todo el mundo está de acuerdo en que es así.

¿Todos? No, un grupo de economistas de la escuela austriaca dice que nuestra recaudación es alta comparada con esos países. ¿Cómo puede ser, si los datos dicen a gritos lo contrario? Fácil, basta con buscar un índice a medida. Los austriacos dicen que no hay que comparar la presión fiscal, que es la recaudación como porcentaje del PIB, sino el índice de Frank, que llaman esfuerzo fiscal, y que es igual a la presión fiscal dividida entre el PIB per cápita. La idea es que a alguien que gana 100 pagar la mitad de sus ingresos como impuestos le supone más esfuerzo que a alguien que gana 200. Si hacemos este cálculo, España, que es menos rica que los otros países, realiza un mayor esfuerzo. ¿Se convence usted?

No debería. El argumento anterior contiene unos cuantos errores. Veámoslos.
  1. Aceptando que a los más ricos les cuesta menos pagar el mismo porcentaje de impuestos, ¿cómo sabemos que dividir entre el PIB es la mejor manera de tener en cuenta este hecho? Podría ser mejor dividir entre el logaritmo del PIB, que está más correlacionado con la felicidad, satisfacción o utilidad que se deriva de tener rentas más altas.
  2. El índice debe medir algo que podamos interpretar, si no directamente, sí por lo menos en su manera de relacionarse con otras magnitudes. El índice de Frank se relaciona muy mal con cualquier idea de lo que debe ser “esfuerzo fiscal”. Por ejemplo, alguien que gane 100 y pague el 60% de impuestos presentará un índice mayor que quien gane 200 y pague el 100% (60/100 = 0,6, mientras que 100/200 = 0,5). Es decir, si aceptamos el índice diríamos que quedarse con cero es mejor que quedarse con 40.
  3. Si miramos cómo evoluciona el índice en los países europeos veremos que, al tener una presión fiscal relativamente estable y un crecimiento positivo, el índice decrece. Si vemos un país con un índice de Frank alto, lo más que podemos interpretar es que lo normal es que decrezca en el futuro al ritmo que lo han hecho los demás países.
  4. Un país europeo con menos renta tendrá típicamente un índice de Frank mayor. Incluso si nos empeñamos en decir que esto significa que está realizando un esfuerzo fiscal mayor, esto no significa que tenga demasiados impuestos comparándolo con los demás. Significa que llega más tarde a los niveles de renta que tienen los demás. Una comparación más sensata sería ver si su esfuerzo fiscal ahora es mayor o menor que el esfuerzo fiscal de esos otros países cuando tenían la renta del país que estamos mirando.
Me he molestado en mirar cómo son las cosas para España. En los últimos años (de 2009 a 2012) su PIB per cápita ha estado en torno a 30.000 dólares. La mayoría de los países más desarrollados de Europa alcanzaron ese nivel de renta hacia el 2003 (Austria, Bélgica, Finlandia, Francia, Alemania y Reino Unido), alguno algo más tarde (Italia, entre 2004 y 2005, Grecia estuvo cerca en 2008 para luego alejarse) y los más ricos, antes (Dinamarca entre 1994 y 1997, Suecia en 1999 y Suiza en 1989) - datos del Banco Mundial-. Pues bien, todos menos Suiza tenían una presión fiscal y un esfuerzo fiscal mayor que el que tiene España. La recaudación en España estaba entre el 31% y el 33%, con una renta de 30 mil euros -datos de la OCDE-. Haciendo la división nos queda un índice de Frank entre 1 y 1,1. Los países listados, con una media de recaudación del 40%, arrojan índices en torno al 1,33.

Podemos usar los datos del PIB corregido por la capacidad de compra, o usar el logaritmo del PIB o cualquier otra cosa sensata, que siempre dará lo que todos sabemos (menos los austriacos), que en España se recauda poco en comparación con los países del entorno. También podemos usar un índice insensato, hacer una mala comparación y decir cosas absurdas. Usted mismo.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Hace cinco años en el blog: Crítica de la razón moral.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

14 comentarios:

  1. ¿¿"60/100 = 1,2, mientras que 100/200 = 1"??
    Aunque no afecta al argumento desarrollado...

    Cascarilleiro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cosas del corta y pega al cambiar el ejemplo, no del no saber dividir. Ya está solucionado, gracias.

      Eliminar
  2. Excelente!
    Es brutal el retorcimiento del índice, teniendo en cuanta además que el PIB per cápita es un valor medio que puede ser poco o nada representativo. Teniendo un indicador tan sencillo y tan comparable, manda ---- que tengamos que torturarlo hasta que cante lo que queremos oír.
    Esto me recuerda a esa celebración del día de liberación de impuestos (o algo así) para el día en que "empezamos a trabajar para nosotros mismos y no para el estado. Claro, como no recibimos servicios públicos, estamos, en media, trabajando para los servicios públicos de los demás. Sería mejor celebrar el día en el que podríamos pagarnos con lo que ganamos los servicios públicos que recibimos. A mucha gente que celebra el otro aniversario le saldría muy cerca de final de año, y a algunos en el año siguiente.
    Fe de erratas: dices " a alguien que gana 100 pagar la mitad de sus ingresos como impuestos le supone más esfuerzo que a alguien que paga 200" donde dice paga debe decir "gana".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario y por la corrección. Te digo lo que a Cascarilleiro.

      Eliminar
  3. El artículo muy bien, la viñeta lo dice todo. Es difícil entender la economía cuando primero hay que descartar la manipulaciones.

    ResponderEliminar
  4. Esa mayor presión fiscal en otros países suele venir por un IVA más elevado, es decir, que los que pagan no son los ricos precisamente.

    Tu punto 1 cuestiona que el índice Frank puede no ser el correcto, y efectivamente no creo que lo sea, pero creo que se acerca más a serlo que el de presión fiscal, y así hasta que salga otro mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ponme unos números, please, para mostrar que eso es así (lo del IVA en otros países). El índice de presión fiscal mide algo que se puede interpretar y que sirve para comparar. Puede ser mejorable, pero es muchísimo mejor que el de Frank, con el que no se puede hacer apenas nada, como queda explicado en la entrada.

      Eliminar
  5. "Por ejemplo, alguien que gane 100 y pague el 60% de impuestos presentará un índice mayor que quien gane 200 y pague el 100% (60/100 = 0,6, mientras que 100/200 = 0,5)"

    Alguien que gane 200 y pague el 100% no pagaría 200, y entonces 200/200=1?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El índice divide el porcentaje que se paga (presión fiscal) entre la renta. En el ejemplo, 100/200.

      Eliminar
  6. El esfuerzo fiscal es mayor en 60/100 = 0,6 (60% de impuestos pagados), que en 100/200 = 0,5 (50% de impuestos) porque mientras el primero solo tiene 40€ para gastar, el otro cuenta con 100€.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No entiendo tu comentario. Entiendo las cuentas que haces, pero no qué tiene que ver con el tema de la entrada. Parece que estás proponiendo otra medida de esfuerzo fiscal: la renta que queda tras impuestos. Eso ya se utiliza, se llama renta disponible, pero su uso no es para medir esfuerzo fiscal, sino desigualdad, distribución o conceptos de ese tipo.

      Eliminar
  7. http://www.libremercado.com/2016-01-29/el-esfuerzo-fiscal-ha-subido-un-24-durante-la-crisis-1276565707/
    Una nueva (?) versión de una medida para el concepto de "esfuerzo fiscal".

    Cascarilleiro

    ResponderEliminar