jueves, 18 de septiembre de 2014

El efecto “gallina de los huevos de oro” en los casos de corrupción (1)


Esta ese la primera parte de la traducción de mi artículo de agosto en Mapping Ignorance.

En Economía se define el salario de eficiencia como el salario por encima del de equilibrio que se paga para obtener un trabajo más eficiente por parte del empleado. Para que pueda darse debe haber algún tipo de fallo de mercado que impida que el equilibrio sea eficiente. Un escenario así se produce cuando están presentes algunas formas de corrupción, como estudiaron en un primer trabajo Becker y Stigler (1974) [1]. Ahí los autores presentan una situación en la que un principal (p.e., el Gobierno) quiere que se haga una tarea y para ello contrata a un agente (p.e., un empleado público), pero en la que un control imperfecto abre la posibilidad de que el agente use su puesto para actividades de corrupción. Becker y Stigler muestran que, al pagar un salario de eficiencia, se puede mitigar la corrupción: si el agente se enfrenta a la oportunidad de engañar hoy y ganar un dinero extra, deberá sopesar esta ganancia de hoy con la pérdida de su puesto de trabajo y su salario si es sorprendido. La pérdida de renta es mayor, y la corrupción menos atractiva, si se le paga más por su trabajo (el salario de eficiencia). La mayor parte de la literatura posterior se concentra en este tipo de balances: una renta ilícita hoy frente a un flujo de rentas lícitas en el futuro.

Recientemente, Niehaus y Sukhtandar (2013) [2] exploran otro tipo de compensaciones y, en especial, las consecuencias de un engaño hoy frente a un flujo de rentas lícitas e ilícitas en el futuro. Si en el futuro existe también la posibilidad de obtener rentas por corrupción, entonces el agente puede decidir no defraudar tanto en el presente por temor a perder las rentas futuras ilegales en caso de ser pillado comparado con lo que defraudaría en caso de que no hubiera esa posibilidades de engaño futuro. Los autores llaman a esta posibilidad el efecto “gallina de los huevos de oro”. Si no se tienen en cuenta también los efectos de las rentas futuras ilícitas se pueden estar haciendo parecer los salarios de eficiencia más atractivos de lo que son como manera de luchar contra la corrupción.

Para medir el efecto “gallina de los huevos de oro”, los autores usan datos del National Rural Employment Guarantee Scheme (NREGS) en India, donde en 2007 se produjo un experimento natural cuando en el estado de Orissa se aumentó la paga en los proyectos que se pagaban según un jornal diario, pero no se hizo lo mismo en los proyectos en que se pagaba por obra. En el estado vecino de Andhra Pradesh no se hizo ningún cambio, de modo que sirve como control para los análisis estadísticos. Lo primero que se hizo fue definir un modelo en el que estudiar los efectos teóricos según el análisis económico para poder confrontarlos con los datos reales. Para ello se detectaron las siguientes características relevantes del NREGS:
  • Cada familia rural en India tiene derecho a 100 días de trabajo remunerado por cada año del programa, con la sola condición de solicitarlo. Dentro de los 15 días posteriores a la solicitud el trabajador debe ser asignado a un proyecto o le será dada una compensación por desempleo.
  • Los proyectos pueden pagarse por día trabajado o por obra. Ambos tipos ofrecen pagas similares.
  • En cada localidad los oficiales a cargo del programa guardan todos los datos referidos a asistencia, trabajo realizado y pagos en formato digital.
  • El Gobierno reembolsa a los gobiernos locales basándose en esos datos.
  • A pesar de los controles, hay dos oportunidades principales para la corrupción. Primero, los oficiales pueden reportar un número de días trabajados mayor que el real y, segundo, pueden pagar a los trabajadores menos de lo acordado legalmente. Hay otras fuentes de corrupción, como defraudar en los materiales de construcción, pero el estudio se centra en las primeras, que se pueden medir más fácilmente.
  • Los trabajadores no tienen control sobre el proyecto al que se les asigna y los oficiales no tienen control sobre el proyecto que se ha aprobado para su localidad.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Hace tres años en el blog: El impuesto sobre el patrimonio.
Hace cinco años en el blog: La historia más lúdica jamás contada (2). El nacimiento de la Teoría de Juegos.
Y también: La historia más lúdica jamás contada (3). Un interludio de mucha utilidad.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada