domingo, 3 de agosto de 2014

Lo confieso: soy un trekkie (reposición)

Entrada publicada originalmente el 13/05/09.


Las personas se dividen en dos grupos. Los que dividen a las personas en dos grupos y los que no. Como queda patente, soy de los primeros, y soy de los que dividen a la humanidad entre fanes de Star Trek y fanes de la Guerra de las Galaxias. Yo soy de los de Star Trek de toda la vida. No veo en la Guerra de las Galaxias más que peleas en plan indios y vaqueros, con el séptimo de caballería ocasional. En Star Trek hay algo más, hay, en unos cuantos episodios, ciencia ficción de la buena. Me explico con una lista de episodios y de características interesantes de la serie:

-En un episodio el Enterprise visita un planeta en el que los roles masculino y femenino están cambiados. Este episodio quedó tan bien que se repitió con los de la Next Generation.

-“El Episodio Gay”. Es como indica su nombre, pero con una vuelta de tuerca. El Enterprise toma contacto con un mundo en el que todos los habitantes son unisex, pero sucede que, de vez en cuando, algunos tienen tendencias “masculinas” o “femeninas”. Por supuesto, esto está muy mal visto en esa sociedad, pero, “afortunadamente”, tienen una cura para ello. El number one se lía con una de tendencias femeninas.

-En otro episodio están observando, sin ser vistos, a una sociedad primitiva, pero racional, que no cree en religiones ni otras pamplinas. Por accidente entran en contacto, lo que supone que algún habitante del planeta les tome por dioses y se genere una interesante trama, bastante bien resuelta, por cierto.

-El Comandante Data, un androide, es sometido a un juicio para ver si es propiedad de la Federación o si, por el contrario, es un ser libre. Test de Turing a tope, con segundas lecturas sobre cómo afectaría a la humanidad tener androides esclavos.

-Los Cardasianos se dedican a fortalecer posiciones de manera que contraviene los tratados de paz con la Federación. Un capitán bajo custodia captura una nave cardasiana y se la entrega al capitán del Enterprise para que tome medidas. Picard sabe que el otro tiene razón, pero también que la captura ha sido ilegal. Todo se resuelve con un gran guión que evita los mamporros y los héroes al estilo Hollywood.

-En unos y otros episodios se deja ver claramente los distintos sentimientos morales de cada especie (volcanos incluidos, que no tienen sentimientos) y los conflictos éticos que se plantean.

-Hablando de conflictos morales, la “Prime Directive” por la cual se prohíben los contactos con civilizaciones que no han adquirido capacidad de vuelo superlumínica, es otro acierto de la serie y otra fuente de situaciones de interés.

-Hay frases estupendas. Selecciono dos de las mejores. “It is hard to work in teams when you are omnipotent” dicha por Q y “I protest, I am not a Merryman” dicha por Worf cuando se ven inmersos en un recreación de Robinhood hecha, justamente por Q. (Hay que entender el carácter de Worf para apreciar la frase y el tono con que la dice.)

-Desde la serie original hay una mezcla de gentes, razas y sexos que es de agradecer. La serie original incluía, en los años sesenta, recordemos, a mujeres, negros y rusos entre los oficiales. La Next Generation tiene a un francés de capitán, Jean-Luc Picard, personaje que encarna uno de los más renombrados intérpretes de Shakespeare, Patrick Stewart.

-Los vulcanos, con Mr. Spock a la cabeza, como seres racionales y hermanos mayores de los humanos son todo un hallazgo. Mr. Spock es uno de los personajes más originales y mejor logrados de toda la ciencia ficción.

Hay mucho más, sociedades que funcionan como hormigueros, inteligencias colectivas, … se trata la eugenesia, el aborto, la pena de muerte, la eutanasia, todo con perspectivas que permite la diversidad de mundos… En fin, mejor ver los episodios y disfrutar. No sé por qué en España no han tenido tanto éxito. Yo, cada vez que voy a los EEUU, no paro de verlos.

Hay, también lo reconozco, algunos puntos débiles, pero de esos mejor no hablo.

Live long and prosper.

23 comentarios aquí.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Hace tres años en el blog: El economista astrólogo.
Hace cinco años en el blog: El tamaño importa.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada