miércoles, 27 de agosto de 2014

Lo confieso: me gustan los mapas (reposición)

La entrada original se publicó el 15/03/14.


Me gustan los mapas. Es una afición compartida por mucha gente, lo sé. Me entretengo largos ratos mirándolos. ¿Qué busco en ellos? Hay quien deja volar la imaginación para verse en exóticas y remotas regiones. Sin duda yo también lo he hecho, pero hace ya tiempo que cuando miro un mapa me da por observar cosas raras. He aquí un lista incompleta de manías que me persiguen y que persigo.

1. Cuatripuntos. Puntos en que coinciden las fronteras de cuatro entidades políticas. El más famoso es el que hay entre los estados de Nuevo México, Arizona, Utah y Colorado en los USA, en España tenemos uno, el cerro de las cuatro provincias, en una isla del pantano de Cíjara, en cuya cumbre coinciden las provincias de Cáceres, Badajoz, Toledo y Ciudad Real (su exclave de Anchuras). Hay casi un cuatripunto entre las naciones de Botswana, Namibia, Zambia y Zimbabwe.

2. Enclaves y exclaves. Con el Tratado de los Pirineos, Llívia quedó como una isla española en territorio francés. Parece ser que se olvidaron de listarla (se mencionó a las villas, pero Llívia resultó ser ciudad) y no fue cedida. Las provincias españolas tienen muchos enclaves y exclaves: Treviño, Rincón de Ademuz, Báscones de Ebro (que hace que este río pase por Palencia) y otros muchos.

3. Fronteras caprichosas. Además de los enclaves y exclaves, el trazado de fronteras suele dar lugar a lugares curiosos, como la línea de tren Vennbahn, que entra en territorio alemán varias veces, pero que sigue siendo belga, o la frontera entre los Baarle belga y holandés. La frontera entre USA y Canadá se estableció en el paralelo 49 entre el lago de Woods y la costa oeste, pero se cometieron sendos errores en los extremos: al este, en Northwest Angle, y al oeste en Point Roberts, territorios ambos que quedan aislados por tierra de USA, pero unidos a Canadá. La tortuosa frontera entre India y Bangladesh es otro ejemplo de caprichos humanos.

4. Países completamente rodeados por otro. De estos hay tres: Lesotho, San Marino y El Vaticano.

5. Países emparedados entre otros dos. Mongolia, entre China y Rusia es el caso más llamativo. Más cerca tenemos a Andorra, entre España y Francia. Otros ejemplos son Moldavia entre Ucrania y Rumania, Liechtenstein entre Austria y Suiza, Suazilandia entre Sudáfrica y Mozambique, y Nepal y Bután, ambos entre India y China.

6. Países en dos o más continentes. Rusia tienen territorio a ambos lados de los Urales, Kazajistán a ambos lados del río Ural, accidentes geográficos ambos que delimitan la frontera este-oeste entre Europa y Asia. Georgia y Azerbaiyán tienen una pequeña parte de sus territorios al norte de la divisoria de las aguas del Cáucaso, donde Europa limita al sur con Asia. Turquía está a ambos lados del Bósforo, también fronterizo, y Grecia tiene varias islas que rozan la costa turca y son Asia. España tiene territorios en África. La península del Sinaí de Egipto está en Asia. Francia tiene territorios que en América (norte y sur), África y Oceanía. Portugal tiene a Madeira en África y a las islas más occidentales de las Azores al otro lado de la Dorsal Atlántica, haciéndolas americanas. Según cómo mires, Groenlandia, parte de Dinamarca, está en América. La frontera entre Asia y Oceanía no está clara, y media docena de países pueden reclamar el título de transcontinentales (Japón, Filipinas, Malasia, Indonesia, Papúa Nueva Guinea y Australia). Lo mismo puede hacer Islandia, que donde chocan las placas americana y europea.

6. Países sin salida al mar y que están rodeados por otros países también sin salida al mar. Hay dos en el mundo: Liechtenstein y Uzbekistán.

7. Puntos en los que se juntan tres vertientes hidrográficas. En la península se distinguen tres vertientes, la mediterránea, la atlántica y la cantábrica (es arbitrario considerar a estas últimas dos vertientes distintas, pero esto es otra historia). Se juntan en el Pico Tres Mares, donde nacen el Nansa, que desemboca en el Cantábrico, y afluentes del Duero y del Ebro.

8. Cuencas endorreicas. Son aquellas donde las aguas no tienen salida al mar. Presentan equilibrios delicados, en los que la evaporación y la lluvia mantienen un nivel estable. Los Monegros y las lagunas de Gallocanta y de Sariñena son ejemplos españoles. El mar Caspio es el centro de la mayor cuenca endorreica del mundo y recibe al Volga, el río más largo de Europa.

9. Islas que están en un lago que está en una isla que a su vez está en un lago que está en una isla. La mayor de ellas, en un lugar remoto de Canadá. Hasta hace poco se pensaba que era una islita en el lago formado en el cráter del volcán Taal, que forma una isla del lago Taal, que está en la isla filipina de Luzon.

10. Hay más: ríos que no llegan al mar o a lago alguno, el punto fijo en el que el mapa representa justo el lugar done está el mapa que estoy mirando..., pero ya vale por hoy.

18 comentarios aquí.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Hace tres años en el blog: ¿Quién entiende a Vargas Llosa?
----------------------------------------------------------------------------------------------------------- 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada