martes, 15 de marzo de 2016

Glaciares, género y ciencia


Gracias a @ptarra y @Uhandrea he sabido de un artículo recientemente publicado en la revista Progress in Human Geography, la segunda de mayor impacto en el área de Geografía. El artículo se titula “Glaciares, género y ciencia” y el resumen es el siguiente:
Los glaciares son iconos claves del cambio climático y el cambio ambiental global. Sin embargo, las relaciones entre género, ciencia y glaciares –en particular las relacionadas con cuestiones epistemológicas acerca de la producción del conocimiento glaciológico- permanecen infraestudiadas. Este artículo propone un marco de glaciología feminista con cuatro componentes clave: 1) productores de conocimiento; 2) ciencia y conocimiento “generizados”; 3) sistemas de dominación científica; y 4) representaciones alternativas de los glaciares. Combinando estudios de ciencia postcolonial feminista y ecología política feminista, el marco de glaciología feminista genera análisis robustos de género, poder, y epistemologías en sistemas socio-ecológicos dinámicos, conduciendo de ese modo a una más justa y equitativa ciencia e interacciones hielo-humanas.
Leyendo esto parece que los autores han encontrado fallos graves en el conocimiento científico que tenemos sobre los glaciares (volumen, velocidad, efecto sobre la salinidad del mar, el clima, su tasa de variación,…) debido a la ausencia de mujeres entre los científicos que históricamente se han dedicado a su estudio. El último punto del resumen sugiere incluso que han dado con un modelo científico sobre los glaciares más completo al tener en cuenta el factor género.

Me llamó tanto la atención que decidí leer el artículo entero. Resulta que en ninguna de sus páginas menciona un solo ejemplo de conocimiento científico sobre glaciares que esté mal en algún sentido, ni por razones de sesgo por ausencia de mujeres ni de otra índole. Más aún, en la sección donde supuestamente iba a tratar representaciones alternativas de los glaciares no hay tampoco ningún conocimiento científico que añadir al ya incorporado en la ciencia de los glaciares.

¿De qué se habla entonces en el artículo? ¿Acaso de que la geología de los glaciales está en manos de machistas que impiden el acceso a la profesión a las mujeres? Pues tampoco dicen nada de eso más allá de algunos ejemplos en los que lo esforzado del trabajo de campo en este tema está visto como atributo varonil. De lo que sí habla el artículo es de que, además de que los glaciares sean un objeto de estudio científico también son objeto de leyendas, de cultura de los pueblos aledaños y cosas así. Por supuesto, ningún científico niega que existan esas cosas, pero no son el objeto de estudio de los glaciales en cuanto accidente geológico. Antropólogos y literatos, entre otros, podrán estudiar esos otros aspectos. Pero en el artículo parece sugerirse que el estudio geológico debe incluir esos otros aspectos y que la aportación feminista a la ciencia geológica será justamente esa inclusión.

Así que tenemos lo siguiente:
  1. Un artículo en una revista de alto impacto en Geografía para decir la trivialidad de que los glaciares son importantes para los pueblos por su relevancia económica, cultural y mitológica. El artículo solo dice eso, no se para a analizar, por ejemplo, la importancia económica.
  2. Un artículo sobre glaciares en el que si sustituimos la palabra glaciares por cualquier otra (volcanes, ballenas, nubes, mercados,…) tendríamos otro artículo igual de irrelevante.
  3. Un artículo que pretende contribuir a aumentar la presencia de las mujeres en la ciencia, pero que toma a las mujeres por no se sabe muy bien qué al limitar esta presencia a contribuciones folklóricas.
Seguramente habrá quien diga que qué hago metiéndome con estas cosas cuando las realmente importante son otras, aquellas en las que la discriminación mengua las posibilidades de las mujeres y de la sociedad en general y en las que la lucha contra ella se hace con diagnósticos y propuestas adecuadas. Habría que hablar más de esto último y menos de absurdidades como las del artículo. Es cierto, y creo haber dedicado más tiempo a ello en este blog, lo que no impide que, por lo menos de vez en cuando, muestre que dentro de la lucha feminista y contra la discriminación se cuelan formas que parecen no entender lo que es ni la ciencia ni el feminismo. Como cualquier movimiento, el feminista haría bien en denunciar sus extremos. Convencerá y vencerá antes si así lo hace.

La entrevista a uno de los autores tras el estupor que causó el artículo no arregla nada.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Hace cinco años en el blog: El discurso del monopolio intelectual.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

2 comentarios:

  1. Ahí va la puntualización del quisquilloso tocaxxxxx de turno.
    En el resumen inicial del artículo se anuncian cuatro componentes clave. Se identifican claramente los cuatro, aunque al segundo no lo preceda el correspondiente 2).
    Un saludo y disculpe la impertinencia.

    ResponderEliminar