jueves, 10 de marzo de 2016

Por un mundo sin racistas

Mi hija Marina, de 14 años, escuchó una conversación en el autobús. Su indignación le llevó a escribir este texto que me pide lo haga público en el blog. Está transcrito tal cual le salió, sin ningún trabajo de edición por mi parte.

"Estoy muy en contra del racismo, ¿por qué? Simplemente creo que un color no hace a la persona distinta, en cambio esto para muchas personas es muy importante. Por ejemplo, un día estaba en el autobús sentada en un asiento y tenía a dos hombres sentados justo detrás de mi y estaban hablando de que estaban a favor del racismo. Algunas de las frases que decían eran las siguientes: 
  • “La humanidad estaría mejor sin los negritos" 
  • “Esos negritos no deberían de existir, deberíamos de vivir sólo los blancos”. 
  • “¡Que les maten a todos!” 
No entiendo cómo pueden algunas personas pensar así… 
Bueno con esas yo creo que nos podemos hacer una idea. Yo quiero luchar por un mundo sin racistas. Sé que no está bien meter la oreja en otras conversaciones pero no lo pude evitar. (En resumen) estoy en contra de los racistas porque que no tienen corazón, están ciegos y la mayoría no saben de lo que hablan. 
Lo primero de todo es que ¡NO HAY RAZAS! Sólo está la raza humana, ni raza negra ni raza blanca. El color es una parte de la genética y la razón por la que los negros son negros era para adaptarse mejor al clima de África. Igual que los blancos han nacido así para adaptarse al frío de Europa. Creo que los racistas deberían de tener un poco de corazón y ponerse en el lugar de los demás. ¿Y si hubiese sido al revés? En vez de criticarles, insultarles, agredirles… deberían de tratarles igual porque somos todos humanos. No somos superiores unos de otros, somos iguales.  
Cuando pasa un negro por mi lado me sale una pequeña sonrisa de alegría, tengo muchos amigos negros y estoy muy agradecida de ello. Aunque también hayan negros racistas, pero es una gran diferencia comparado con los blancos. Me encantaría que las personas abriesen los ojos. 
Y sinceramente no me puedo poner en el lugar de los racistas, lo siento… es que no puedo es injusto y cruel. 
Esta es mi opinión personal y espero que todo el mundo la respete porque tengo derecho a expresar lo que siento, gracias. 
¡NO AL RACISMO!"

4 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo. Sólo existe la raza humana. En ese sentido, siento vergüenza al ver como la UE se comporta con los refugiados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y sin embargo, la vergüenza de muchos no parece ser suficiente. Los gobiernos temen perder apoyo electoral si los aceptan con prodigalidad.

      Eliminar
  2. Yo también estoy muy de acuerdo. Sin embargo, al hablar no estrictamente de racismo, sinó de sentir "externo a la tribu" a personas por sus características físicas, me parece un tema muy complejo y polémico. Cómo se distribuye el poder explicativo en los prejuicios (no necesariamente negativos, sinó heurísticas) de la genética humana o factores del desarrollo precoz (hacer propio aquello a lo que uno se expone, sin socialización) respecto a los sociales? No sólo es por interés puramente académico sinó también para no proponer malos tratamientos basados en diagnósticos incorrectos.
    [Hace poco salía un estudio que mostraba que los niños de dos años ya tienen una capacidad empática inferior sobre otras etnias]

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todavía estamos empezando a aclarar las cuestiones de cuánta influencia tiene la sociedad y cuánta la naturaleza en las cosas humanas. Sea una u otra (o una mezcla), sí vamos sabiendo que algunas de estas influencias son muy maleables y otras no tanto. Parece que en la xenofobia y el racismo hay bastante margen para mejorar aún sin tener un diagnóstico completo a mano.

      Eliminar