miércoles, 19 de noviembre de 2014

Matar una discusión (2). Comparo lo que me da la gana.


En marzo del pasado año publiqué una entrada en torno a unas propuestas sobre ciencia en Izquierda Unida. Señalaba que eran una iniciativas positivas, pero que una de ellas contenía varias frases que chirriaban, y que hacían hincapié en el uso de la ciencia y la tecnología al servicio de su proyecto político. Discutí sobre eso no solo en el blog, sino en otros foros, de donde saco la manera de matar una discusión de uno de mis contertulios, que mantendré en el anonimato.
-Yo: "En la propuesta de IU cambiemos IU por Partido Conservador (o cualquier otro), así como el intercambio de los papeles privado/público y quedaría así (reproduzco solo los puntos objeto de debate):
  • Explorar las ventajas que aportan la ciencia y la tecnología al proyecto conservador de Partido Conservador en sanidad, educación, agricultura, cooperación internacional, desarrollo sostenible, energía, industria, relaciones pacíficas entre los Estados, comercio justo, participación ciudadana…
  • Denunciar el dirigismo estatal de la ciencia y luchar por su descentralización en la iniciativa privada para el avance científico de toda la sociedad.
  • Elaborar textos y propuestas sobre ciencia y tecnología y sus aplicaciones en el proyecto conservador de Partido Conservador para su inclusión en los programas electorales.
Hubiera sido mucho mejor si la propuesta simplemente dijera que Izquierda Unida promoverá la difusión de la ciencia y que solo tendrá en cuenta propuestas políticas que no entren en contradicción con el conocimiento científico y sus aplicaciones (medicina, agricultura, telecomunicaciones,...). En lugar de eso se hace excesivo hincapié en el uso de la ciencia y la tecnología al servicio de un proyecto político. En principio podría ser lo mismo, pero no me lo parece. Si a alguien no se lo parece, ¿por qué chirrían los puntos anteriores si sustituimos Izquierda Unida y su proyecto por otro? 
-Interlocutor: Muy sencillo: porque aunque te empeñaras en ello, socialismo y conservadurismo (o liberalismo) no son opciones iguales ni simétricas, ni siquiera igualmente aceptables desde un punto de vista racional. Y esto es así porque el proyecto socialista de unos pocos pretende favorecer a todos (aunque pueda no estar bien diseñado o pensado), mientras que el proyecto conservador de unos pocos pretende favorecer a un grupo pequeño y ya favorecido de antemano, si bien pretendiendo que favorece a todos (¡es decir, partiendo de un engaño de base!). Así que una frase que incluya el sintagma "proyecto socialista" y que parezca aceptable a una mayoría informada muy probablemente dejará de parecerle aceptable si esta es sustituida por el sintagma "proyecto conservador". 
-Yo: La utopía socialista, como la conservadora, puede estar llena de buenas intenciones. El proyecto, las políticas que se proponen para llevarla a cabo son otra cosa. A menudo hacen lo contrario de lo que quieren. ¿Dónde está establecido que las políticas de determinado proyecto socialista (porque haber, hay muchos más que uno) es lo más racional? ¿Qué evidencias empíricas o teóricas tienes de que su proyecto funcionará mejor que cualquier otro gobierno? Por supuesto, diré lo mismo de cualquier otro intento de decir que tal otro partido (PP, PSOE, UPyD, CiU, PNV, ER, BNB,...) tienen también el proyecto más racional así, en general. Y por eso es, sin más detalle, pura apreciación ideológica, que se escapa de lo que buenamente podemos hacer como escépticos. Podemos criticar una determinada propuesta si se basa en mala ciencia o es contraria a la buena ciencia. También podremos criticar la corrupción y los latrocinios varios, claro. 
-Interlocutor: Esa mayor está negada en el texto al que respondes (¡!). Pero claro, si te saltas lo importante, evitas tener que modificar tu argumento. Repito, por si alguien le interesa: [...] el proyecto socialista de unos pocos pretende favorecer a todos (aunque pueda no estar bien diseñado o pensado), mientras que el proyecto conservador de unos pocos pretende favorecer a un grupo pequeño y ya favorecido de antemano, si bien pretendiendo que favorece a todos (¡es decir, partiendo de un engaño de base!). Por supuesto, siempre que te saltes a tu conveniencia la explicación racional y sigas aplicando una oportuna simetría, lo que te quedará es la tranquilidad de poder elegir lo que quieras, puesto que para ti todo será ideología indistinguible. Yo prefiero no autoengañarme para mantener mis creencias.
A partir de aquí decidí no continuar. ¿Qué más se puede añadir? Yo propongo comparar cosas comparables: lo que dice un partido frente a lo que dice otro, la utopía de un partido frente a la utopía de otro, o lo que hace un partido frente a lo que hace otro. Mi contertulio propone comparar la utopía de un partido frente a lo que él cree que hará otro y tacha mis comparaciones de oportuna simetría. Yo estimo que todos los que asisten al debate con mente abierta se habrán dado cuenta de la falta de rigor de mi contertulio y eso es lo que importa. Para los obcecados ideológicamente no hay mucho más que decir, que no está en mi ánimo convertir a nadie.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Hace tres años en el blog: Los sesgos cognitivos (3).
Hace cinco años en el blog: La pena de muerte.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

17 comentarios:

  1. Como hablamos el otro dia, la ideologia es contraria al pensamiento racional. Este no es mas que otro ejemplo.

    Por eso desconfio de cualquier pretension de juntar las dos. Cada vez que he oido discursos al respecto al final siempre acaban escondiendo lo mismo: El intento de aplicar la racionalidad, o mas bien sus formas, como instrumento subordinado a justificar o avanzar cierta ideologia previamente fijada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lamentablemente, es como dices con demasiada frecuencia. No me atrevo a ser tan categórico como tú porque alguien puede definir su ideología sabiendo separar las preferencias morales y políticas de los instrumentos para satisfacerlas y, sobre estos, aceptar o rechazarlos según la razón (el mejor saber según la ciencia) indique que conduce o no a esa satisfacción.

      Y si eso es mucho pedir, habrá quien sea capaz de hacer lo anterior para por lo menos algún aspecto de su ideología. En fin, que con ir aplicando la razón aquí y allá podemos tener por dónde empezar a avanzar.

      Eliminar
    2. Veamos, según la RAE "ideología" en el sentido que se está utilizando aquí:
      2. f. Conjunto de ideas fundamentales que caracteriza el pensamiento de una persona, colectividad o época, de un movimiento cultural, religioso o político, etc.
      No parece que "la ideologia es contraria al pensamiento racional" sino mas bien fruto del mismo, salvo que creemos peyorativamente una definición ex profeso como forma de descalificar razonamientos ajenos.

      Eliminar
    3. Es una definición escueta y muy amplia. No se deduce que sea fruto del pensamiento racional, más bien solo del pensamiento. Algunas serán más o menos o irracionales que otras, pero la empiria nos dice que demasiado a menudo hay una parte bastante impermeable a la racionalidad.

      Eliminar
    4. Puede que lo relevante no sea si la definición es escueta y amplia, sino si ambos interlocutores manejan el mismo campo semántico. La necesidad de establecer una terminología es algo básico en la ciencia y en cualquier disciplina de conocimiento especializado. Una de las mayores fuentes de ruido en la comunicación es que los términos no estén definidos de antemano de forma unívoca e inconfundible. Llegados a una palabra como "ideología", que ya se trata mediáticamente con tono peyorativo, podemos optar, ante una definición que consideramos escueta y amplia por dos estrategías, acomodar la definición a nuestra propia concepción mas o menos prejuiciosa del término, o respetar la definición estandar y desglosar el término añadiendo matices, clasificación o métodos implicados en su uso.
      Parece que la segunda opción permite manejar mejor el ruido en la comunicación y es la que reclama su interlocutor "...puesto que para ti todo será ideología indistinguible."

      Eliminar
    5. ¿Te quedas más tranquilo si nos restringimos a ideologías políticas o religiosas, por ejemplo?

      Eliminar
    6. Le agradezco su preocupación por mi tranquilidad, pero nunca la he considerado motivación para el debate. En cambio, cuando dos puntos de vista se ponen en común, suelen revelarse los ángulos muertos de uno y otro. Aún a costa de resultar irritante, son esos puntos los que busco en mis interlocutores, pues son los que me resultan mas fructíferos.
      Puede que con la restricción a ideologías políticas sea mas que suficiente, pero necesitamos algo mas: la ideología de la que partimos para hacer nuestra valoración. ¿No tiene usted ideología? Un "conjunto de ideas fundamentales que caracteriza el pensamiento de una persona". ¿El escepticismo tal vez?
      Abordar la ciencia desde la política para usarla desde unas posiciones u otras es algo natural en la política, puesto que la política tiene una fuerte componente teleológica que es la que acaba asignando un uso o finalidad al conocimiento. El mayor error político sería asignar a la ciencia un objetivo diferente al que ya tiene: buscar la verdad, pues conlleva desvirtuarla y con ello hacerla ineficaz.
      Pero también sería un error por parte de la ciencia mezclar la teleología con el método científico, erigiéndose en juez de intenciones o en administradora de objetivos.

      Eliminar
    7. Tengo ideología e intento que esté basada en evidencias y que satisfaga mis preferencias morales. Cometeré errores, pero me adscribo a esa manera de desarrollar mis ideas y más gente puede hacer lo mismo. Por eso no soy tan categórico como David, pero no veo mucha gente así.

      Eliminar
    8. Camino, no voy a discutir la definicion de la rae; mi punto de vista no es axiomatico, es empirico. Son conclusiones a las que he llegado segun observaciones mias y de otros (p.e. haidt, yudkowsky). Te lo reformulo:

      Cuando las personas piensan o debaten acerca de asuntos que hemos acordado llamar "ideologia" presentan patrones de pensamiento y argumentacion que son casi siempre contrarios al pensamiento racional. Cuanto mas fuertes sean las convicciones ideologicas de la persona en cuestion, mas irracional sera su pensamiento. Tipicamente no modularan su posicion en base a los datos, sino que al contrario los retorceran para justificar conclusiones previamente fijadas.

      Eliminar
    9. Todos tenemos ideología, incluida la ideología política, el apoliticismo es política. No podemos sustraernos al dilema de la elección sobre qué hacer con el conocimiento mismo y el poder que genera. Nuestro cerebro es fruto de la lucha por la supervivencia, no ha evolucionado para buscar la verdad sino para sobrevivir. La verdad no te sirve para nada si estás muerto. Esa teleología permea todo nuestro pensamiento individual y también también nos sirve para definirnos socialmente. La disidencia se tolera en muy pocas partes del mundo. Cuando defiendo MIS ideas frente a TUS ideas, debo ser muy cuidadoso, porque cuando elaboro argumentos debo evitar la tendencia de mi mente a defender los derechos de copyright por encima del esclarecimiento de la verdad.
      Es un error pensar que eso solo sucede en los cerebros ajenos. El primer paso hacia la objetividad es el reconocimiento de la propia subjetividad.
      Lo que reivindica el "interlocutor" del post son diferencias teleológicas, las que corresponden a diferencias en el establecimiento de objetivos y en ese campo la razón pierde buena parte de su utilidad. Para lo que sí puede servirnos la razón es para discutir la viabilidad de los objetivos y los instrumentos para llevarlos a cabo.

      Eliminar
    10. Yo no he dicho nada acerca de la utilidad del conocimiento, ni de si todos tenemos ideologia o no, ni de si las distorsiones suceden solo en cerebros ajenos o no. Solo he manifestado la tesis de que la ideologia es un lastre para el pensamiento racional, como veo claramente en el ejemplo del post y que se puede apreciar en muchas discusiones sobre politica.

      Saludos,

      David

      PD. Estoy de acuerdo en el origen evolutivo de dichas patologias.

      Eliminar
    11. Es precisamente dejándose llevar por opiniones y percepciones mayoritarias o respaldadas por la autoridad como podemos llegar a conclusiones prejuiciosas. Uno de los prejuicios mas habituales es tomar el todo por las partes. He visto unos cuantos debates políticos en televisión donde la gente se acaloraba con mucha facilidad y al final aquello parecía una jaula de grillos, por ende, la ideología(todas las ideologías) es un lastre para el pensamiento racional. Pero en el fondo del debate subyacen preferencias morales y de intereses individuales y comunes. Se hunde el barco y los que están dispuestos a los sacrificios procuran que estos se realicen en carne ajena. Las razones del corredor de bolsa no son las mismas que las del desahuciado. El engaño forma parte del juego y el debate. Existen razones declaradas y ocultas. Las ideologías políticas incluyen preferencias morales, cuando no directamente intereses enfrentados. Y en esos procesos se utiliza el pensamiento racional, los interlocutores suelen ser gente bastante preparada. Otra cosa son los objetivos a los que sirve la razón.
      La ciencia ha conseguido abordar el problema del establecimiento de objetivos a través de la Teoría General de Sistemas y también de la cibernética. Pero las primeras investigaciones en cibernética se realizaron para conseguir misiles inteligentes, capaces de modificar o elegir objetivos en escenarios imprevistos. Eso nos lleva a la paradoja de preguntarnos si esa es la mejor finalidad que se puede dar a la ciencia.

      Eliminar
  2. https://www.youtube.com/watch?v=BjnzkeRniy0

    Cascarilleiro

    PD: Unas veces matas discusiones, otras argumentos,... Bueno, mientras sea simplemente pulsando (o dejando de pulsar) las teclas del teclado no creo que sea nada grave.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre es buen momento de oír a Serrat.

      Eliminar
    2. Y escucharle, ni te cuento.

      Cascarilleiro

      Eliminar
  3. Por cierto, sin animo de spamear, esta frase

    "Mi contertulio propone comparar la utopía de un partido frente a lo que él cree que hará otro"

    Es exactamente igual a

    "When criticizing opposing ideologies people refer to their real world implementations, whereas when defending their own, they insist on its idealized form."

    que escribi hace una temporada aqui

    http://davidruescas.com/2014/05/19/the-straw-scotsman-pattern-of-ideological-debate/

    Casualidad? I think not.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien expresado. Y no, no es casualidad, es saber reflexionar sobre cómo nos engañamos al razonar.

      Eliminar