sábado, 30 de marzo de 2013

Cómo ser “escéptico” de la Economía en 15 lecciones


Por el autor de Cómo ser economista de la escuela austriaca en 11 leccionesCómo ser marxista en 12 lecciones y Cómo ser izquierdista-keynesiano en 11 lecciones, llega "Cómo ser “escéptico” de la Economía en 15 lecciones" ¡y sin tener ni idea de Economía! Allá va. (Recopilación de las lecciones enviadas en sendos tuits hace tres días.)

1. El Homo oeconomicus no existe. Los experimentos muestran que los humanos cooperan más que lo que indica la teoría económica.

2. Alguna vez, en algún lugar, hubo una sociedad en la que los humanos no maximizaban el beneficio.

3. La Economía moderna es un aparato matemático sin conexión con el mundo real.

4. La Economía moderna es una falacia porque con las hipótesis adecuadas demuestra cualquier cosa.

5. La Economía moderna se basa en relaciones estadísticas sujetas a cualquier interpretación.

6. La Economía moderna está llena de ideología.

7. La Economía moderna no ha sido capaz de predecir la crisis.

8 Te dirán: ¿Y qué pasa con los experimentos en los que sí funciona el Homo oeconomicus? Dirás: los que valen son los otros.

9 Te dirán: El Homo oeconomicus es solo una aproximación que funciona en muchos contextos. Dirás: es una aproximación ideológica.

10 Te dirán: Valen para hoy esos ejemplos primitivos? Dirás: Valen para tirarse a la piscina de un cambio de sistema sin saber si habrá agua.

11 Te dirán: La Economía moderna sí se preocupa por la validez empírica. Dirás: Confunde correlación con causalidad.

12 Dirán La Eco moderna usa Econometría para evitar esos errores. Dirás La Econometría es un aparato matemático sin conexión con la realidad

13. Te dirán: el acuerdo entre economistas de izquierdas y de derechas abarca muchísimos aspectos. Dirás: Son todos apolíticos de derechas.

14 Te dirán: La Eco moderna no presume de predecir crisis, es más, reconoce que es casi imposible. Dirás: entonces la Eco moderna no vale.

15. Te dirán: La Eco moderna predice muchas otras cosas. Dirás: Esas no importan, importa lo que yo digo.

Y te quedarás tan ancho haciendo caso a tu gurú económico preferido que ni investiga ni busca la validez de sus teorías con datos insesgados

Hubo bastante seguimiento, pero apenas intercambios de opiniones, como las otras veces, aunque sí hubo discusión sobre que estos tuits son caricaturescos y faltos de matices. Bueno, discusión, no, porque no lo niego. Lo que negaba era que todas mis opiniones y divulgaciones fueran así de caricaturescas. No la resumo aquí porque es otra historia, que será contada en otra ocasión.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Hace tres años en el blog: El Estado tiene que abandonar la lucha contra la piratería.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada