sábado, 24 de noviembre de 2012

¿Dónde están los liberales?


Según la última encuesta del CIS, en la pregunta 16, los españoles se definen así (los números son tantos por ciento):

Conservador/a
11,7
Demócrata cristiano/a
3,3
Liberal
12,9
Progresista
9,0
Socialdemócrata
5,4
Socialista
15,7
Comunista
2,5
Nacionalista
4,2
Feminista
1,5
Ecologista
4,0
Otra respuesta
3,1
Apolítico/a
5,4
No sabe
14,9
No contesta
6,4

Con los datos anteriores a uno se le ocurren dos maneras de agrupar a los ciudadanos:

Primera posibilidad

1. Conservadores + demócrata cristianos + liberales (27,9%).
2. Progresistas + socialdemócratas + socialistas (30,1%).

Segunda posibilidad

1. Conservadores + demócrata cristianos (15%).
2. Liberales + progresistas (21,9%).
3. Socialdemócratas + socialistas (21,1%).

Los tres grupos principales de los dos principales partidos son: PP (conservadores, liberales y demócrata cristianos), PSOE (socialistas, progresistas y socialdemócratas), que se corresponde con la primera posibilidad. Pero esos partidos tienen en su seno más grupos y esos grupos están también en otros partidos: IU (comunistas, progresistas, socialistas), UPyD (progresistas, liberales, socialdemócratas), CiU (nacionalistas, conservadores, liberales).

En las respuestas observamos tres picos (excluyendo el "no sabe") en Conservador/a, Liberal y Socialista, lo cual plantea la interesante cuestión de que algún día haya un partido liberal en España y nos acerquemos a la segunda posibilidad. ¿Dónde están los liberales? Según la propia encuesta, el 19,8% de los votantes del PP, el 7,6% de los del PSOE, el 8% de los de IU, el 12,5% de los de UPyD y el 10,5 de los de CiU se definen liberales (no son malos números en ningún caso dado el alto porcentaje que suman "otras respuestas", "apolítico" y "no sabe, no contesta"). La intensidad de liberales entre los votantes del PP es más o menos el doble que en los demás partidos.

Queda la cuestión de si hay una cierta homogeneidad entre los que se denominan liberales y ahí tenemos un problema. En la España reciente el término liberal ha sido apropiado por locutores de radio lenguaraces, políticos conservadores y simpatizantes de la escuela austriaca de Economía. Entre todos esos dan un conglomerado que más parecen ser de un Tea Party a la española, llamémoslos liberales tipo 1. Parece razonable pensar que en los partidos que no son el PP los liberales lo son según el significado tradicional de esa palabra (aquí hay uno poco de análisis y discusión sobre el tema), llamémoslos liberales tipo 2. ¿Cuántos de los liberales del PP lo son del primer tipo o del segundo?

Incluso si en torno al 50% de los liberales del PP pertenecen al primer tipo, serían no más de un 30% en el total (los votantes de los demás partidos juntos son más que los del PP). Es posible que los liberales tipo 1 no se agruparan con progresistas, y que los tipo 2 tampoco lo hicieran con conservadores y demócrata cristianos si hay una alternativa liberal-progresista.

Creo que para escenarios muy probables de cómo se respondan a estas cuestiones (cuántos liberales de cada tipo y con quién están dispuestos o no a aliarse) la segunda posibilidad es muy sugerente.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Hace tres años en el blog: El secuestro del Alakrana.
Y también: Cuando ya sé lo que vas a decir.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------

14 comentarios:

  1. Lo verdaderamente sorprendente es que un 80% de los encuestados fuesen capaces de encasillarse en alguna de las opciones. ¿Cuántos de ellos conocen qué significan cada una de las opciones?. A mí me costaría mucho dar más de dos pinceladas de algunas de ellas.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La encuesta permitía, en la siguiente pregunta, la 16a, señalar una segunda identificación. Eso podría contrarrestar una confusión primera por tener que elegir. Si te dejan dispersarte en dos opciones parece más fácil responder a la pregunta.

      Sin embargo, y esto sí que me parece sorprendente, más de un 63,7% de personas no es capaz de elegir (o no quiere) una segunda opción, así que parecen tenerlo muy claro.

      Entre los que sí dan una segunda opción, hay un pico en Progresista, con un 6,8%. A medida que se aleja de esta opción en la lista (tanto hacia arriba como hacia abajo) los porcentajes disminuyen. Esto confirma débilmente lo que decía en la entrada. Débilmente por ese 63,7% de "no sabe, no contesta".

      Eliminar
  2. Yo creo que esos conceptos derivan muy rápidamente (su uso colectivo, vamos, no me refiero a definiciones técnicas de politóligos y demás). Así que no se muy bien lo que significa las autodeiniciones en esas categorías. Aparte de una pintura gruesa no creo que de de sí mucho más la encuesta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucho, no, por las razones que tanto tú como Pedro señaláis y que comparto. Pero un poco de sí creo que puede dar, como esta idea de que hay público potencial para un partido liberal-progresista. Que las estructuras e inercias actuales lo hagan difícil o imposible es otra cosa, claro.

      Eliminar
  3. Lo interesante seria poder hacer este analisis a partir de preguntas sobre politicas concretas, y ver que clusters aparecerian de forma espontanea, en vez de hacerlo a partir de unas categorias previamente fijadas. Sospecho que dichos clusters no tendrian mucho que ver, a no ser que las preguntas fueran muy proximas a los cliches ideologicos asociados a dichas categorias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace tiempo veía a sociólogos y politólogos hacer ese tipo de trabajos, más que análisis de clusters eran análisis de componentes principales. Sería cosa de mirar si alguien los sigue haciendo.

      Eliminar
  4. Si mañana salen a hacer la misma encuesta los resultados podrían ser al revés. Cualquier cosa con esencia psicológica es lo que tiene. Más o menos como la Economía. Eso por no contar con los cientos de condicionantes que generan tendencia hacia uno u otro resultado y que de no preverlos sirven más bien para bien poco.

    Lo de partido libral-progresista es lo que toda la vida se llamó ser de centro, Ferreira. Supongo que en un país de desequilibrados como este es un concepto complicado, pero en otros sí funciona.

    Los liberales son liberales únicamente en términos económicos. Esa siempre fue una curiosidad bastante llamativa sobre la "libertad" para algunos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Si mañana salen a hacer la misma encuesta los resultados podrían ser al revés."

      Podrían... o podrían mantenerse más o menos estables o con algunas tendencias definidas,.. En esos casos la información no sería caótica, sino que se ajustaría a alguna regularidad empírica. Yo estoy a lo que podamos encontrar sin descartar como inútiles a priori estos ejercicios.

      "Lo de partido libral-progresista es lo que toda la vida se llamó ser de centro"

      Se les sitúa en el centro, pero no siempre se les llama así.

      "Los liberales son liberales únicamente en términos económicos."

      Serán algunos. Si te remites, por ejemplo, al concepto de democracia liberal y a los que se consideran liberales en ese sentido verás que hay mucho más que eso. Pero incluso en términos económicos no todos los que se definen como liberales hablan de lo mismo. Los de la escuela austriaca favorecen siempre los mercados por ideología. Muchos otros economistas son liberales y no defienden los mercados siempre, sino cuando la evidencia muestra que son mejores que las alternativas.

      Eliminar
  5. La palabra "liberal" queda muy bien y atrae a la gente. Por eso hay partidos liberal-conservadores (ya de antiguo, Cánovas, Dato...), progesista-liberales, liberal-progresistas, neo-liberales, etc. Pero es importante distinguir el liberalismo en lo personal, lo económico (aquí el prefijo "neo" marca la diferencia), filosófico o político.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que pasa es que hay gente y partidos que se llamarían a sí mismos liberal-conservadores, progesista-liberales, liberal-progresistas, ... pero creo que no hay nadie que se llame a sí mismo neo-liberal.

      Eliminar
  6. El problema es que con tanto calificativo no se sabe qué piensan. Por ejemplo, si alquien preguntara, en materia económica, a un "liberal" responsable de un pais X, que llevara ya Y años gobernando en un país en crisis, esto, por ejemplo: ¿Tiene usted algún "modelo productivo" que va a impulsar para apoyar el crecimiento? o ¿Qué políticas sectoriales aplicaría en estos momentos de profunda crisis? ¿Tendría el "liberal" una respuesta contundente?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Respuestas contundentes a las crisis? Nadie las tiene.

      Eliminar
  7. La respuesta contundente de un liberal a la crisis es "déjeme usted hacer" que es lo mejor que le puede pasar al mercado. El laissez faire de toda la vida, y la mano invisible de un tal Smith que más que mano invisible es mano por debajo de la mesa. Pero vamos, que esto es mucho más viejo que la misma Economía.

    Más le hubiera valido al Sr. Smith, y otros, sentarse en algún aula de Psicología y aprender un poco sobre los procesos que envuelven las acciones y las conductas (voluntades, deseos, etc.).

    Tampoco le hubiera venido mal a la Ley y sus escribas, que últimamente están más perdidos que un caracol en el desierto.

    En efecto, la palabra libertad siempre la quisieron asir determinados grupos porque vende muy bien. En términos de indumentaria vendría a ser como ponerse una corbata o un pañuelo de seda: te da exactamente igual el pedazo textil, lo que te importa es lo que le sugiere a otros.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. KC:

      "La respuesta contundente de un liberal a la crisis es "déjeme usted hacer" que es lo mejor que le puede pasar al mercado. El laissez faire de toda la vida,"

      A estas alturas ya debes saber que ese no es el caso. No entiendo tu insistencia.

      Eliminar