miércoles, 7 de mayo de 2014

El modelo de Cournot. Una historia de éxito (2).


Más recientemente, un par de resultados han contribuido más a la utilidad del modelo de Cournot. Kreps y Scheinkman (1983) [4] mostraron que un modelo más realista en el que las empresas eligen capacidad y después compiten en precios tiene la misma solución que el de Cournot. Moreno y Úbeda (2006) [5] confirmaron el resultado con una descripción aún más realista de la competencia en precios. Kemplerer y Meyer (1989) [6], por su parte, mostraron que cuando las empresas en un oligopolio compiten en funciones de oferta (como las subastas eléctricas, donde las empresas proponen una cantidad y un precio al que venderla) el resultado también es el comportamiento de Cournot siempre y cuando haya alguna incertidumbre en la demanda. Tras estos resultados, se entendía que el modelo de Cournot era una forma reducida de una descripción más complicada de un mercado oligopolista.

Los experimentos de laboratorio confirman que los sujetos se comportan de acuerdo a las predicciones teóricas para el caso del duopolio. Para más empresas, las elecciones de los sujetos experimentales convergen más rápidamente al equilibrio competitivo de lo que dice la predicción teórica (véase, por ejemplo, Holt, 1985) [7]. Este resultado no se ve como un demérito grave del modelo: si ha de servir para diseñar mejores políticas de competencia, mejor si sobreestima las posibilidades de colusión que si hace lo contrario.

La investigación, sin embargo, nunca acaba, y el modelo de Cournot se enfrenta a nuevos retos. Otra área de aplicación del modelo es el análisis de los mercados de futuros. Describamos el caso más sencillo. Pongamos que dos empresas compiten en un mercado semanal que abre el viernes. Si el lunes anterior una empresa firma un contrato con algunos compradores para entregar el viernes una cantidad del bien a un precio convenido, este acuerdo constituye un contrato de futuros. Una de las razones para hacer un contrato así es que los firmantes no tienen que enfrentarse a la incertidumbre de esperar al viernes para conocer el precio. Allaz y Vila (1993) [8] mostró que en en esta simple modelo, un efecto añadido del mercado de futuros es que las empresas se comportan más competitivamente (funciona como si las empresas compitieran dos veces). Otros trabajos disputan esta conclusión, pero la discusión del presente artículo no es acerca de la investigación en esta área, sino en si el modelo de Cournot puede verse como una forma reducida de los escenarios más realistas cuando se incluyen mercados de futuros.

Ferreira (2014) [9] muestra que este no es el caso. El modelo de elección de capacidad más competencia en precios no es equivalente al de Cournot en presencia de mercados de futuros. De hecho, donde el modelo de Allaz y Vila (mercados de futuros más competencia de Cournot) encuentra un efecto pro-competitivo en el mercado de futuros, el modelo de Ferreira (elección de capacidad, mercado de futuros más competencia en precios) encuentra que el equilibrio vuelve a ser el de Cournot. Esto significa que el modelo de Cournot puede ser una forma reducida del modelo con elección de capacidad, mercado de futuro y competencia en precio, pero no del modelo de elección de capacidad más competencia en precios cuando se añade un mercado de futuros. Así, la manera correcta de analizar el mercado de futuros en un contexto oligopolístico puede no requerir el añadir un mercado de futuros a un modelo de Cournot.

Ni que decir tiene que esta es un área de investigación en sus comienzos, y que la última palabra no está dicha. Es necesario acumular más evidencias teóricas, empíricas y experimentales, pero el modelo de Cournot parece que seguirá siendo útil si uno sabe cuándo y cómo usarlo.

Referencias:

1. Brander, J.A. 1985. Export subsidies and international market share rivalry.Journal of International Economics18, 83-100.

2.Brander, J.A., and Krugman, P. 1983. A ‘reciprocal dumping’ model of international trade. Journal of International Economics15, 313-321.

3.Bunda, M.M. 2006. Monsanto, Matsushita, and “conscious parallelism”: towards a judicial resolution of the “oligopoly problem”. Washington University Law Review84, 179-210.

4. Kreps, D.M., and Scheinkman ,J.A. 1983. Quantity precommitment and Bertrand competition yield Cournot outcomes. The Bell Journal of Economics14, 326-337.

5. Moreno, D., and Ubeda, L. 2006. Capacity precommitment and price competition yield the Cournot outcome. Games and Economic Behavior56, 323–332.

6. Klemperer, P., and Meyer, M. 1989. Supply function equilibria in oligopoly under uncertainty. Econometrica57, 1243-1277.

7. Holt, C.A. (1985). An experimental test of the consistent conjectures hypothesis.American Economic Review75, 314-25.

8. Allaz, B., and Vila J.-L. 1993. Cournot competition, forward markets and efficiency. Journal of Economic Theory59, 1–16.

9. Ferreira J.L. (2014). Capacity precommitment, price competition and forward markets, Economics Letters, 122 (2) 362-364.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Hace cinco años en el blog: El otro asombro de Darwin.
Y también: ¿Una bronca a Hollywood?
----------------------------------------------------------------------------------------------------------- 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada