lunes, 12 de marzo de 2018

Las dimensiones económicas de la crisis catalana. El debate en la LSE.

En una reciente visita que hizo Andrew Mas Colell a Madrid me acerqué a saludarlo. Le comenté sobre el debate en la LSE sobre las dimensiones económicas de la crisis catalana entre él mismo, Ángel de la Fuente, Jordi Galí, Ramón Marimón y Antonio Cabrales, y me recomendó que no lo viera. Como veis, no le he hecho caso, pero no porque no valore su consejo, sino porque me ha podido la curiosidad. Aquí está mi resumen para quienes no tengan tiempo de verlo o no entiendan el inglés con marcado acento español/catalán. Adelanto una única reflexión: los pro-independentistas usan argumentos y datos sin contexto (excepto Galí en una ocasión, cuando habla de la productividad del capital público, en que Cataluña no está en ninguna posición que otras comunidades). Los no-independentistas ponen sus datos en contexto, comparando con catalanes no independentistas, con otros momentos, con otras comunidades y con otros países. Lean y, si no se fían, vean el vídeo, para ver que no engaño.


Mas Colell: España gobierna mal, Cataluña lo haría mejor. La financiación autonómica es caótica y Cataluña tiene un déficit fiscal.

De la Fuente: La contribución de Cataluña al resto de España está muy dentro de lo que es normal en España y en el mundo. Muestra un gráfico y comenta que Cataluña es más la regla que la escepción.

Galí: El apoyo a la independencia no es debido a la crisis. Muestra un gráfico y comenta que el apoyo es posterior al aumento del paro. También hay más apoyo donde hay menos paro. Muestra un gráfico donde se ve la evolución de la inversión pública en Cataluña y cómo es muy inferior al peso económico o poblacional en los últimos años. Finalmente muestra que la productividad del capital público es mayor en Cataluña que en otras comunidades, aunque comparable a Madrid, Baleares y Valencia.

Marimón: Para calcular el coste de la independencia no mires el estado estacionario, sino cuántos años hacen falta para recuperar el nivel actual y cuántos para colocarse en el lugar que habría estado sin independencia. Son muchos en cualquier escenario. En alguno no se consigue nunca. La descentralización en España se ha hecho muy rápidamente, de ahí la acumulación de fallos. Entendamos eso y arreglémoslo. Hace hincapié en la división que el independentismo ha causado en la sociedad catalana. 

Cabrales: Los experimentos sobre juegos de confianza entre regiones indican que la desconfianza se da en mucha mayor medida entre personas simpatizantes de distinto partido que entre personas de distinta región. Las preferencias de los simpatizantes de distintos partidos sobre cuántas horas dedicar a cada lengua en el sistema educativo no son tan distintas entre sí y son distintas a la realidad. Hay un capital humano común a catalanes y resto de españoles que no debe dilapidarse. 

De la Fuente: Los datos de Galí están mal, el stock per cápita en infraestructura en Cataluña está en la media de la española y mejor que en Madrid. 

Mas Colell: España sigue siendo centralista, por ejemplo, el aeropuerto de Barcelona se gestiona desde Madrid. ¿Por qué no un referéndum? 

De la Fuente: Ok, tengamos más autonomía y experimentemos con redistribución de competencias, aunque no sabe por qué tener aeropuertos descentralizados es algo bueno. 

Galí: En España se ha descentralizado el gasto, pero no la toma de decisiones. Los costes de la independencia son artificiales, haciendo las cosas más duras de lo que podrían ser para Cataluña.

Marimón: Si España es disfuncional, el problema no es específico de Cataluña. Las simulaciones sobre los costes de la independencia antes aludidos no incluyen los costes artificiales, solo los costes de transacción inherentes a la independencia. No a represalias de ningún tipo. 

De la Fuente: España sí está descentralizada, compares con quien compares. Por ejemplo, con Alemania. 

Mas Colell: España no es federal porque no se quiso. Tiene autonomías para poder quitarlas si se quiere, que es en la situación en que estamos ahora. 

Cabrales: La distancia cultural importa para el comercio y Cataluña tiene menos con el resto de España que con otros países. 

Marimón: ¿Más independencia en un mundo más dependiente? Un Estado federal con responsabilidad regional y con reglas claras de solidaridad y de compartición de riesgos es posible. No se ha hecho bien en España, pero podemos pensar en cómo afrontar esto y a partir de ahí cambiar la Constitución, no al revés. Estamos aprendiendo estos problemas en parte gracias a los catalanes.

Galí: Los beneficios de la independencia no solo son los dividendos fiscales, sino también, y de manera más importante, la posibilidad de empezar desde cero. Los costes comerciales, financieros y monetarios se pueden evitar con voluntad, aunque no los boicots que pueda haber por parte del resto de españoles. Los independentistas quieren ser parte de la UE. Las exportaciones de Cataluña al resto de España han disminuido hasta el 37,7%. ¿Por qué no decidir cambios en las fronteras políticas democráticamente en lugar de mediante guerras y matrimonios reales? 

De la Fuente: Hay que dudar de que Cataluña vaya a ser más rica con la independencia. Acaso son los catalanes más inteligentes que el resto de españoles. Viendo la clase dirigente en Cataluña no apostaría por ello. 

Mas Colell: Tampoco apostaría por la clase dirigente española. No le interesa examinar los pros y contras de la independencia. Esa no es la cuestión, sino por qué Eslovenia puede ser independiente y Cataluña no. El Estado español ha dejado bien claro que ejercerá toda la fuerza para impedirlo, pero eso no cambiará lo que piensa la gente. Y entonces ¿qué hacemos? 

Cabrales: ¿Qué hacemos a partir de ahora? Supongamos que se negocia un referéndum, ¿en qué consistiría? No tenemos ley de claridad como en Quebec. Habría que discutir estas cosas. 

Marimón: Los catalanes hemos ayudado a construir la democracia en España. No olvidemos eso y tengamos la misma implicación para las reformas que pueda haber en los próximos veinte años. La sociedad catalana está dividida. 

Mas Colell: No es cuestión de referéndum sí o no. Esto no está sobre la mesa. La cuestión es por qué España no puede ser como Canadá. 

Galí: No permitir el referéndum y encarcelar a políticos no resolverá la división de la sociedad catalana. Si las fronteras importan tanto, ¿por qué el número de países ha aumentado desde la Segunda Guerra Mundial, incluso en Europa? Hay fuerzas subyacentes que permiten esto, ¿estamos ante una era de países pequeños? Un ránking de los países más ricos incluye muchos de menos de diez millones de habitantes. 

Preguntas de la audiencia: 

-¿Es el modelo vasco una solución aceptable? 

De la Fuente: No, porque tanto el País Vasco como Navarra están subvencionados. Son pate del problema de la financiación, no la solución. 

Marimón: Lo importante es la claridad y el compromiso. Con ello no habría problemas con un sistema así. Una agencia debería encargarse del Cupo, no el ministro de turno. 

-Barcelona está más conectada con Madrid que con cualquier otra ciudad y estamos más preocupados de Madrid que de otra ciudad de Cataluña. 

Mas Colell: Pagamos por el museo del Prado, sería bueno tener parte en Barcelona. Por supuesto que pensamos en Madrid, como en Bruselas, porque dependemos de ella, pero no es lo ideal. 

-¿No es una cuestión de descentralización, sino de relocalización? 

Mas Colell: La relocalización no implica más poder de decisión, pero mejoraría las cosas. 

-¿Cuál es la razón de las autonomías si las reglas están centralizadas (como en el caso de RU y la UE)? 

Mas Colell: Desconfío de las decisiones centralizadas. Cataluña no tiene poder político real, pero aun así es mejor si las decisiones para Cataluña se toman localmente. 

-¿Hay voluntad de cambiar las cosas? 

Marimón: España no es Madrid o el PP. Si se plantean las cosas como todo o nada, esto no lleva a ninguna parte. Pongamos problemas específicos sobre la mesa. Los independentistas dicen: no nos involucremos en Madrid. Esta es una idea equivocada. Cuando Raimon llenaba los estadios en Madrid había un gran respeto por Cataluña. Volvamos a eso, hablemos de cosas normales: sistema de salud, universidades,… Hablemos de la capacidad de tomar decisiones además de ser gestores. 

De la Fuente: Hay mucha gente en todos los partidos que quieren tener un estado más moderno y funcional. Los españoles no son tan estúpidos para no entender esto. Contra lo que dice Mas Colell, España es a todos los efectos un país federal, donde incluso las autonomías tienen margen de decisión sobre los impuestos. 

Galí: España no es el PP, pero las encuestas dicen que en el País Vasco y en Cataluña la mayoría de la población quiere más autonomía, mientras que en el resto de España se quiere más descentralización. ¿Qué hacemos con esto?

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Hace cinco años en el blog: ¿Sueñan los economistas con abrelatas eléctricos?
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

4 comentarios:

  1. Mas o menos conocia a todos menos al profesor Marimon. Despues de leer el resumen de la comparecencia, me ha dejado la sensacion de ser el mas lúcido de todos y el que mejor expone el problema y las soluciones en terminos economicos y no politicos. Habra que ver todo el video y buscar mas cosas de este caballero. Gracias por el descubrimiento

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto. En el debate lo noto un tanto enfadado por la falta de rigor de Mas Colell y Galí, sus colegas.

      Eliminar
  2. Para los no economistas es un tema complejo este. Y además los economistas indepes son bastante mejores que los unionistas/españoles. Por un lado tenemos a Jordi Galí y al otro a Ángel de la fuente, no hace falta decir más.

    Pero claro, se supone que debemos hacer caso a los otros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Académicamente, Galí y Mas Colell tienen más nombre. Han publicado mucho más. Sin embargo ninguno es experto en el tema del debate. De la Fuente conoce mucho mejor los temas de fiscalidad y Hacienda. Mas Colell y Marimón tienen experiencia de gobierno. Haz caso a quien quieras, pero sigue siendo cierto que en este debate los no independentistas presentan sus datos con mejor metodología, tal como recojo al comienzo. Para apreciar eso no necesitas ser experto en Economía.

      Eliminar