domingo, 22 de junio de 2014

Al monte se va con botas: El anteproyecto de reforma fiscal


Se acerca una nueva reforma fiscal. Tras subir los impuestos en 2012 el gobierno plantea bajarlos en dos fases, una en 2015 y otra en 2017. No me parece buena idea, con los déficits que mantenemos y con la nula (más bien contraria) evidencia de que disminuyendo impuesto aumente la recaudación. Se oye hablar mucho de cuánto afecta la disminución a cada tramo de renta, a menudo con comentarios de gente que desconoce lo que significan los términos que se usan. Para que podamos ir por este monte con las botas adecuadas y opinar con criterio pongo aquí un par de tablas para el impuesto sobre la renta (IRPF), pero antes definamos bien los términos.

1. En 2012 hubo una subida y ahora hay una bajada de impuestos. Evaluar el impacto progresivo o regresivo tomando como referencia solamente la situación de 2012 es dejar las cosas a medias. Lo justo será ver también cómo queda la situación respecto al año anterior.

2. Un error frecuente al evaluar la carga impositiva es olvidarse del mínimo exento y de lo que eso significa. La tasa impositiva no se aplica sobre la renta, sino sobre la base imponible. Si alguien gana 20.000€ y su mínimo exento es 8.000€, eso quiere decir que a los efectos de aplicar las tablas impositivas su base imponible es de 12.000€.

3. El otro error es pensar que un tipo impositivo se aplica a toda la base imponible. No es así, si el tipo impositivo es de un 10% para bases inferiores a 10.000€ y del 20% para bases entre 10.000 y 20.000€, una persona cuya base imponible sea de 18.000€ pagará el 10% de sus primeros 10.000€ y el 20% de los 8.000€ restantes. Por ello hay gente que prefiere hablar del tipo medio.

4. Antes y después de la reforma los tramos son distintos, lo que hace difícil comparar el efecto.

Teniendo esto en cuenta, las siguientes tablas computan el pago total para los distintos tramos y el pago medio (porcentaje de renta que se paga por el impuesto IRPF). Los tramos incluyen los de antes y los de después de la reforma. Las tablas suponen un mínimo exento de 2.650 por declaración individual más 5.150 por rentas de trabajo (el anteproyecto todavía no aclara si estos cambiarán). La situación personal variará si tiene más deducciones de la base imponible (declaración conjunta, hijos, otros dependientes, inversión en fondos de pensiones,...). La renta se mide siempre después de quitar las cotizaciones a la seguridad social por parte del trabajador y que se incluyen en la nómina (normalmente un 6,35%).

Pago total de impuestos por tramos de renta (mínimo de 7.800 exento)

Porcentaje de los ingresos que se pagan como impuestos (mínimo de 7.800 exento) 

Vemos que, con respecto a 2011, al final de la reforma, en 2017, se habrán beneficiado más las rentas más bajas. Con respecto a 2012 se habrán beneficiado, además, las muy altas.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Hace tres años en el blog: Mi palabra más bonita.
Y también: La economía de la discriminación (8).
Hace cinco años en el blog: Al monte se va con botas: ¡Salvad a la soldado Judy Benjamin!
Y también: Las piezas lego de la naturaleza. La historia más extraña jamás contada (3).
Y también: La cuestión vasca.
Y también: El país de los simios.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------- 

5 comentarios:

  1. A mi me dijeron en su día, creo que en Hacienda Pública, que hasta que no ves una simulación a partir de microdatos reales no sabes la incidencia real en el IRPF de cualquier reforma (sobre todo en el IRPF, algo también pasará en el deforme IS que tenemos) por tramos de renta, fuentes, situación familiar, e incluso globalmente.
    Esta lista va a modificar un tanto tus cálculos, creo:
    http://m.elblogsalmon.com/entorno/16-modificaciones-en-el-irpf-que-olvido-anunciar-montoro-y-que-suben-de-facto-el-irpf

    Su evaluación realista no es simple (y faltan otros elementos como la posible mayor deducción por hijo), pero así a lo gordo sí que parece que los modifica bastante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y te dijeron bien. Son muchas circunstancias y no es fácil estimar a priori el efecto acumulado de todas. Yo me he ocupado de ser un poco didáctico en lo que toca a cómo considerar y comparar la incidencia de los cambios en los tipos por tramos. Solo eso y falta ajustar las reducciones por rentas de trabajo, que parece que va a afectar lo suficiente como para que la rebaja con respecto a 2012 se quede en poca cosa para las rentas medias.

      Eliminar
  2. Un dato algo anticuado:
    http://www.fedeablogs.net/economia/?p=20405
    Otro un poco más reciente (de hecho creo que el último publicado), por cierto, una página de esas que merece la pena darse una vuelta por ella (con lápiz y papel por supuesto).
    http://www.agenciatributaria.es/AEAT/Contenidos_Comunes/La_Agencia_Tributaria/Estadisticas/Publicaciones/sites/irpf/2011/jrubik39ac5252b591c5e5e8d7fcaab9fe036e0f6dc39a.html
    Ojo con lo de media y mediana, y con lo de "rentas medias" (¿podrías cuantificarlas?). De hecho en los foros liberales (los liberales "pata negra") siempre se habla de "las clases medias" y los tipos marginales del 52% - 56% en Cataluña - metiéndolo todo en el mismo saco.

    Cascarilleiro

    ResponderEliminar
  3. Una reflexión algo anticuada, a los datos me refiero:
    http://www.fedeablogs.net/economia/?p=20405
    Buscando datos más "actuales" llegamos, por ejemplo, a:
    http://www.agenciatributaria.es/AEAT/Contenidos_Comunes/La_Agencia_Tributaria/Estadisticas/Publicaciones/sites/irpf/2011/jrubik39ac5252b591c5e5e8d7fcaab9fe036e0f6dc39a.html

    Ojo con lo de "clase media" y "rentas medias", ¿podrías indicar un nivel de "renta media"?. En los círculos liberales (liberales "pata negra") se hartan de hablar de dejar de exprimir a las "clases medias" y de tipos confiscatorios del 52%, o incluso del 56% en las tierras del noreste, metiéndolo todo en el mismo saco.

    Cascarilleiro

    ResponderEliminar