sábado, 5 de abril de 2014

Un experimento natural sobre preferencias sociales con Google Answers (2)

Esta es la segunda parte de la traducción de mi artículo de marzo en Mapping Ignorance. Debe leerse la primera para entender su contenido.


En la interacción repetida, el modelo considera que cada usuario tiene un número finito de preguntas y que el comportamiento pasado, en lo que toca a propinas y esfuerzo, es observado perfectamente. Los usuarios pueden ser de tres tipos: recíprocos (R), estratégicamente egoístas (S) o egoístas miopes (M). El tipo R siempre da propina tras una buena respuesta, el tipo S solo deja propina si sirve como inversión necesaria para inducir un buen esfuerzo en la respuesta vía reputación, mientras que el tipo M nunca deja propina. El tipo del usuario no se observa, pero los GAR pueden usar la actualización bayesiana para estimar las probabilidades de que el usuario sea de uno u otro tipo según vayan recogiendo información sobre su comportamiento. Este modelo repetido haca algunas predicciones que permiten a Regner formular las siguientes hipótesis nulas:
  1. Las propinas que dejan los usuarios que formulan solo una pregunta no es significativamente mayor que cero.
  2. La cantidad total de preguntas que hace un usuario no tiene efecto en la tendencia a dejar propina.
  3. La propina en una situación de “último periodo” es, ceteris paribus, más alta que la propina de usuarios de una sola pregunta.
  4. No hay heterogeneidad entre los usuarios en su tendencia a dejar propina.
  5. La historia de propinas de un usuario no tiene efecto en el nivel de esfuerzo de los GAR.
  6. Los niveles de esfuerzo no aumentan cuando se pasa del sistema sin propinas al sistema con ellas.
El rechazo de estas hipótesis significa la aceptación de la existencia de distintos tipos de usuarios y del comportamiento de equilibrio en la situación repetida. De hecho, todas las hipótesis nulas, excepto la número 3 se rechazan.

Por ejemplo, casi el 15% de los usuarios que preguntan solo una vez dejan propina, los usuarios ocasionales (alrededor del 25%) o frecuentes (el 35%) dejan todavía más. El análisis de regresión muestra que la tendencia a dejar propina está correlacionada con indicadores aproximados de reciprocidad (“esfuerzo de los GAR según se percibe por el usuario”, “el hilo temporal de la respuesta”, “si se ha pedido aclaración”…) e indicadores de reputación (“frecuencia de uso”). Estos resultados confirman las predicciones del modelo y complementan los resultados observados en el laboratorio.

Los experimentos de laboratorio también muestran una relación positiva entre el esfuerzo y la propina en juegos de intercambio de regalos que incluyen una propina voluntaria en la tercera etapa. Hay también abundante evidencia experimental de una relación salario-esfuerzo en juegos de intercambio de regalos en dos etapas (sin posibilidad de propina en una tercera), pero sin clara evidencia de que esto ocurra en experimentos de campo. Al ser un análisis real, GA provee evidencia a favor de la necesidad del diseño en tres etapas para lograr los beneficios de la reciprocidad.

El dato de los análisis también sugiere que son esenciales dos condiciones adicionales. Primero, la existencia del tipo “recíproco genuino” (R) es crucial. Sin ellos, lo tipos estratégicos no tienen a quien imitar y los círculos de retroalimentación positiva que ofrecen oportunidades para la reciprocidad no podrían comenzar. Segundo, los agentes necesitan poder actualizar sus creencias sobre los tipos. Solo entonces la estrategia de imitar a los recíprocos merece la pena y se consigue incentivar el alto esfuerzo.

Un 36% de usuarios frecuentes y solo un 15% de usuarios de una pregunta dejan propina. De ahí se obtiene que un mínimo del 15% de usuarios son recíprocos y un mínimo del 20% son egoístas estratégicos (un 15% de usuarios frecuentes, incluidos en el 36%, son recíprocos y deben descontarse). Cuando nos restringimos a los súper-usuarios, una muestra pequeña, pero con mejores observaciones, encontramos que el 27% son egoístas miopes (dan propinas insignificantes), y el 38% son recíprocos (siempre dejan propinas tras una buena respuesta).

Durante los primeros seis meses del servicio no se podía dejar propia, de manera que el comportamiento por defecto era no dejarla. Al permitirse, tras un comienzo lento en octubre (solo seis de las primeras 1000 preguntas recibieron propina), la reciprocidad y las variables sobre reputación logran explicar el comportamiento de las propinas ya en noviembre de 2002. Parece que la propina se adopta primero y lentamente por algunos individuos motivados solo por la reciprocidad y que entonces se reconoce rápidamente como una estrategia motivada por los efectos de reputación.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Hace tres años en el blog: Prejuicios económicos (2).
Hace cinco años en el blog: La historia más asombrosa jamás contada (10). El sexo aburrido de las bacterias y otros ingenios.
Y también: La enfermedad de los homosexuales.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------- 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada